miércoles, 23 de enero de 2008

Noviembre 1987
















Luis E. Perez


En el café del atardecer
En la plaza mayor
Del pequeño pueblo,
Tú y yo sentados
La suave brisa
Trae hojas amarillas
A nuestra mesa
Recuerdos de otros tiempos,
De cafés de teatro
De noches en metros,
De días en metros,
De telones que caen,
De funciones acabadas,
De finales felices
De tragedias sin fin.
De días que no acaban
De años que no pasan
De tiempos que se quedan
Y allí están siempre
Como fantasmas al acecho
Como hechiceros en la noche
Poseedores de una magia antigua
De una muy antigua magia
Que me hechiza y me posee
Y no me deja ser
Sino que me lanza a sentir
Me lleva solo a vivir
Y sentado en el atardecer
Hoy solo recuerdo
Porque tú no estás
Porque tú y yo sentados
Es sólo yo
Mi presente y mi pasado
Mi pasado eres tú
Mi presente es mi yo
Y yo estoy solo
Solo con mi pasado,
Mi futuro no ha llegado,
Sólo mi presente está,
Y tú recuerdas
Y yo lloro;
Y tú ríes
Y yo amo,
Y amo lo que soy
Y quisiera ser lo que nunca fui
Y volver a vivir lo que siempre fui
Y poder ser lo que soy
Y vuelvo a comenzar:
“Tú y yo sentados
En el café del atardecer
Y la suave brisa…”
Y las hojas amarillas
Y siempre las hojas
Hojas de colores…
Y trato de empezar
Y no puedo volver a empezar
Porque todo es mentira
“Tú y yo sentados…”
No existe,
Tú no existe,
Creo que existo yo,
Y no quiero decir
“Yo sentado
En el café del atardecer…”
Porque pienso que estoy solo
Y lloro y recuerdo
Y vuelvo a amar
Y como siempre que amo
Sufro, sufro y amo
Amo y sufro
Río y sufro
Callo y digo
Y lo que callo
Me atormenta,
Y te invento
Para decir
“Tú y yo sentados”
Y quisiera que tú estuvieras,
Y te invento
Y te creo
Y existes
Y te sientas conmigo
Y recuerdas junto a mí
Y soñamos que vivimos
Y yo creo en tú,
Y creo que nos amamos,
E invento noches en la playa,
Noches en la playa
Que nunca existieron
Y amores en la roca
Y mi cuerpo sobre tu cuerpo,
Pero tú no existe,
Siempre solo yo
Yo que amo
Yo que solo me amo
En la noche en la playa
Mi cuerpo sobre mi cuerpo
Sobre las rocas y el amor
Pero siempre yo
Cuando yo soy tú
Y la noche no existe
Y la playa y la luna
Y la espuma y las olas
No existen
Sólo existe mi yo
Mi yo que siempre sueña
Que siempre imagina
Mi yo que siempre se ama
En cada tú que inventa
En cada tú que crea

Vista Alegre, Caracas
Noviembre 1987

Fotografía: www.stonek.com

1 comentario:

erikin dijo...

Muy bueno en realidad, muy evocativo, toca algo que esta dentro de todos nosotros.